Convierte tu inversión en el mejor negocio

 En Blog

Los bienes y raíces representan un modelo de negocio que anualmente mueve miles y miles de millones dólares a nivel internacional. Nada más en Playa del Carmen y Tulum, los proyectos que toman forma tienen un alto impacto en la economía local, cambiando radicalmente el modo de vivir el turismo de esta zona, lo que a su vez se convierte en otra inyección de dinero para la Riviera Maya.

Mientras las constructoras reforman el mundo y le otorgan nuevos aires urbanísticos(o turísticos), las agencias inmobiliarias trabajan en un sector que produce suficiente dinero para mantener a su nomina de trabajo y adquirir nuevas propiedades con las cuales expandir sus horizontes comerciales.

En este artículo descubrirás porque la inversión en bienes y raíces puede convertirse en tu mejor negocio, y por qué son muchísimas las personas las que llevan un estilo de vida realmente tranquilo al atreverse a sumergirse en dicho mercado.

El modelo de negocio prácticamente se resume en tres aspectos:

Comprar propiedades 

El primer paso consiste simplemente en tener al menos una propiedad a la mano, distinta a la que utilizas para vivir. Esta vivienda supone de antemano un patrimonio con el que puedes respaldarte en cualquier momento. Pero a su vez puede ser utilizado para revenderse, obteniendo así un porcentaje extra del valor que invertiste a la hora de comprarlo.

En Playa del Carmen y Tulum las propiedades se revalorizan con facilidad dado el impacto que tiene el turismo a nivel internacional. La Riviera Maya es uno de los sitios más visitados en México, no solo por turistas de todo el continente americano, sino también por personas provenientes de todas partes del mundo.

Así que si decides comprar propiedades ten por seguro que en muy poco tiempo, el valor de dicha propiedad se eleva, lo que se verá reflejado en el precio de reventa

Obtener ganancias del alquiler

Pero claro, no puedes comprar una vivienda y venderla al día siguiente porque con toda seguridad recibirías el mismo monto que invertiste en la compra, o quizá hasta menos. Cuando adquieres una propiedad, la mejor estrategia (para esperar que ésta misma se valorice con el paso del tiempo)consiste colocarla en renta.

El alquiler se convierte entonces en una fuente de ingresos constante, que si sabes invertir con inteligencia te puede generar la estabilidad económica para renunciar a tu trabajo y llevar una deliciosa vida donde tendrás suficiente tiempo libre para hacer lo que realmente te gusta. Pero ten cuidado, llegar hasta ese nivel requiere tacto y experiencia, o más bien dejarte asesorar por expertos asesores inmobiliarios.

Además de ser una posible fuente de ingresos mensuales, las rentas vacacionales  también puede convertirse en la fuente de financiación que necesitas para terminar de pagar la vivienda. Es decir, si la adquiriste a base de créditos o préstamo hipotecario, puedes empezar a invertir en su pago a través de lo que obtienes al alquilarla.

Invertir en la compra de más vivienda

El paso siguiente por supuesto, consiste en no quedarse en lo que ofrece una sola viviendasino la de aspirar más alto y pensar en ampliar el horizonte comercial. Si ya terminaste de pagar la primera propiedad, entonces ¿Por qué no atreverse a comprar la segunda? De ese modo tendrás dos ingresos en materia de alquiler por tus propiedades.

Si sigues este modelo escalable, luego no tendrás dos, sino tres o cinco propiedades para explotar en dicho modelo de mercado e inversión. En este aspecto también tienes que tener presente que si decides comprar propiedades en preventa, la rentabilidad mínima suele ser de un 30%

Esto se debe al hecho de que las constructoras suelen dar descuentos a los clientes que se atreven a confiar en su proyecto, mientras que una vez terminada la obra y esta se posiciona en el mundo, su impacto urbanístico incrementa su belleza y valor comercial.

Conclusión

El invertir en bienes y raíces es para muchos una empresa, un negocio con el cual estructurar un estilo de vida donde se puede vivir de los ingresos que supone el alquiler, o bien, de la constante reventa de propiedades adquiridas. Es un tipo de negocio bastante sólido que amplifica el patrimonio personal, gracias a la virtud de ser sostenible con los mismos ingresos del alquiler.

Muchos inversionistas confían en la gestión de este modelo de negocio a través de las inmobiliarias, lo que da más solidez al proceso de venta y al sistema de alquiler. Esto les permite lograr estructurar un estilo de vida inteligente, estable, donde se disfruta de la constante inversión.

Publicaciones recientes

Comience a escribir y presione Enter para buscar

casas nuevas en Playa del Carmen